Efectos psicológicos del color

15 mayo, 2018 Diseño y Más

Los colores impresionan tus sentidos, por lo que producen efectos psicológicos que han sido analizados y categorizados. Cada color alienta un estado de ánimo, una sensación, hasta un recuerdo. Quienes se han ocupado del estudio del color conocen bien de los efectos que estos producen y coinciden en afirmar la relación que existe entre los diferentes tonos y el estado de la mente.

Los colores transmiten luminosidades que impresionan el sentido de la vista y producen efectos que generan determinadas respuestas del cerebro. Tu conducta  indica una reacción a un estímulo, en este caso un color establece una serie de relaciones que influyen en los procesos cognitivos y lo afectan.

La experiencia con el color a la que han sido sometidos algunos grupos e individuos demuestra que las personas generan cambios en el comportamiento. Las frecuencias emocionales, de acuerdo a mediciones realizadas por los especialistas del caso en la que sobresalen psicólogos, confirman que los colores regulan y pueden condicionar tu conducta.

Color y emoción

Se sostiene que los colores producen emociones concretas, por lo que muchas marcas utilizan en sus productos tonos muy específicos. Esta decisión se fundamenta en que, como ya se ha dicho, alientan necesidades que el individuo por lo general no puede controlar. El propósito es provocar vínculos afectivos con artículos de consumo o de servicios.

Según se ha establecido los colores influyen en algunos comportamientos. Por ejemplo, se dice que el color rojo está directamente relacionado con el apetito. De acuerdo a esto se deduce que en algunos restaurantes de la cadena de comida rápida lo colocan intencionalmente en sus logotipos y en las fachadas de sus locales comerciales.

En este sentido, se menciona que colores como el azul se identifica con el valor de la productividad, por lo que muchas fábricas recurren a su uso en las instalaciones que ocupan. Igualmente se señala que este es el color que les gusta a los varones, quienes en forma recurrente lo llevan en sus atuendos.

Comprar por el color

La psicología del color está adscrita a la preferencia de los usuarios por determinados productos. Cuando te inclinas por alguna marca en especial seguramente el color ha influido notablemente en la elección. No es un juego, todo está perfectamente calculado.

Estudios realizados revelan que cerca de un 85? la preferencia que demuestras  por un producto o una marca en especial, está conectado a un color en específico. Compras de acuerdo al color: es decir, algunos logotipos estilizados en un elocuente y ágil despliegue rojo, son de un atractivo que ejerce un gran dominio en las personas a la hora de elegir.

El poder del color

Definitivamente, los colores transmiten sensaciones que producen efectos psicológicos. Con base a esta premisa se ha fijado una serie de atributos a toda la gama de colores existentes. Recordemos que el color tiene su naturaleza en la luz, y precisamente la luminosidad le confiere todo su poder y estos proceden a desplegar su influencia entre los humanos.

Los colores tienen un gran poder sobre ti. Pueden cambiar tu estado de ánimo, predisponerte ante una idea, modificar una primera impresión, transmitirte sensaciones… Por eso es tan importante que conozcas qué es lo que transmite cada uno para poder usar su poder cuando creas  necesario, ya sea para forjar una marca, o presentar una idea.

Rojo:

La fuerza del rojo es imbatible. Refleja energía y pasión, pero puede significar  rebeldía, o  peligro. Lo asocian con estados agresivos. Es indiscutible su capacidad para llamar la atención. Estimula tu apetito, y el amor. La tendencia a identificarse con el riesgo distrae la toma de decisiones y la concentración.

Amarillo:

El sol es el gran símbolo de este color luminoso, que irradia energía, alegría y calidez. Se dice que te incita a la prudencia.

Azul

Traduce responsabilidad, seguridad, libertad, confianza. Los hombres tienen preferencia por este color. Invita a la calma, estados de ánimo contagiados por la serenidad. Lo usan en las oficinas, en los bancos y establecimientos financieros.

Color
Pintar relaja. Efectos psicológicos del color.

Colores secundarios y terciarios:

Verde:

La naturaleza está representada en este color. Se vincula con la imagen del ambiente, por la clorofila, las hojas, los follajes. Lo natural conserva todo una simbología en él; asimismo la esperanza y estados de armonía, de salud, y hasta el dinero. Se asegura que tiene una relación directa con tu estómago, de manera que quien esté inserto en un ambiente donde predomine este color, no padecerá de problemas estomacales.

Morado:

El éxito y la sabiduría le otorgan sentido a este color. Mucha gente vinculada a estadios de poder suelen estar representados en él.

Rosa:

El amor tiene su asiento en este color. También la sensación juvenil y la energía. El romance lo mantiene como una de sus más viva representación. Connota lo femenino,  se nutre de la paz, del romance y lo sublime.

Blanco:

Agranda los espacios pequeños. Concede pureza, pulcritud, control, y una sensación de vacío.

Café:

La fruta del café es verde y cuando madura se convierte en roja. Una vez que lo han procesado tiene un color que semeja la tierra. Expande un espíritu práctico e inspira confianza.

Naranja:

Se sustenta en la creatividad, irradia la fuente de energía, vitalidad, y el espíritu social de la persona. Genera entusiasmo y emoción. Al tiempo que tiene calidez. La alegría es propia de este color que infunde paz y serenidad. Propicia la concentración.

Violeta:

El misterio o el lado místico de la vida está expresado en este sabio color que viste a cualquiera con elegancia y una particular sobriedad, pura, elevada.

Marrón:

Como la madera, es rustico, acogedor, puede ser simple, pero profundo, opaco, permanente, confiable, rudo, estable.

Gris:

Está unido a la materia práctica, denota ser neutral, frío, sobrio, esquivo, no se compromete.

Negro:

No es ningún color, los niega a todos. Es elegante, sobrio, profundo, enigmático, impenetrable, lejano, oscuro, apartado.

Sentido de la publicidad y color

Verde:

Emulando a la naturaleza este color se integra como imagen de la fertilidad y casi siempre está en el contexto visual de algún mensaje sustentado por el contenido sexual.

Azul:

Lo corporativo tiene en este color un sustento de su imagen. Marcas emblemáticas se distinguen por su uso.

Rojo:

Las cadenas y tiendas de comida rápida lo utilizan con enorme acierto. El resultado obtenido es muy positivo, la influencia que establece en el público es efectiva.

Otros tonos son esencialmente enfocados para señalar artículos que se imponen por su elegancia y brillo. Dígase el blanco, plata, negro o el dorado, el lujo, la calidad, el emblema sobrio y lo sofisticado se dejan apreciar desde esta perspectiva.

El rosa asentado en lo femenino convoca a los grupos unidos por esfuerzos filantrópicos o en cruzadas de salud.

Otros ámbitos y nuevas sensaciones

Zona de trabajo:

El azul es un color que beneficia al entorno de trabajo, debido a que relaja, focaliza la atención de los trabajadores, no los dispersa y los concentra en producir.

Zona del sueño:

El verde le va bien a una .habitación, refleja salud, tranquilidad y convida al sueño, descanso y relax.

Zona para cocinar:

Se recomienda el color amarillo, le proporciona luz y energía a este espacio.

Zona para estar:

El tono lavanda baja la ansiedad, promueve tranquilidad, es una zona que otorga bienestar, y una sensación de calma.

Zona comedor:

Sin duda que el rojo le va bien por estar asociado al estímulo y la satisfacción culinaria.

Vivir bajo el efecto de los colores

Los estudios del color han demostrado que estos transmiten sensaciones y por lo tanto producen efectos innegables en tu mente. La recomendación es a seleccionar los colores indicados en los distintos ambientes. La conciencia de vivir se asienta en la inteligente elección del color adecuado.

, , ,